lunes, 13 de mayo de 2019

Trastorno Especifico de Lenguaje


El trastorno específico de lenguaje es una situación que se presenta en niños y niñas después de los tres años y tiende agudizarse de no ser atendido adecuadamente. Cantidad de investigaciones refieren distintas metodologías para atender el problema, en la medida que se retome con seriedad y se apliquen las estrategias adecuadas se obtienen los resultados esperados para superar dicho trastorno. De llegarse a deducir a la ligera que el niño tiene problemas de lenguaje, se aventura un diagnóstico por simple observación e incluso realizan prácticas sin atender un diagnóstico específico lo cual agrava el problema y no se miran avances en el tratamiento. Por ello es importante determinar el tipo de problema que presenta el niño mediante un diagnóstico realizado por un psicopedagogo, psicóloga, fonoaudióloga etc. Un profesional en la materia te arrojará el diagnóstico adecuado para dar el tratamiento al niño (a). Las principales dificultades que se presentan a nivel del trastorno específico del lenguaje son a nivel sintáctico, morfológico, fonológico y pragmático por lo que a continuación te dejare algunas aportaciones que me parecen útiles para ser aplicadas en el hogar.
A NIVEL SINTÁCTICO: Propicia en casa la concordancia de las palabras, contribuye con el niño (a) a emitir sus palabras correctamente. Y para que sea efectiva tu contribución con los niños requieres de una tremenda sutileza al mostrarles cómo hacer concordar las palabras. Hablo de que la enseñanza deberá estar respaldada por la confianza de ti hacia tu hija o hijo ante la menor corrección pidiéndoles que hablen bien, insinuarles que hablan mal o corregirlos abruptamente crearas un potente obstáculo que inhibirá la concordancia de las palabras. Solo válete de la interacción cotidiana con el niño (a) y de algunas actividades que te dejo en esta liga
A NIVEL MORFOLÓGICO; se trata de ejercitar la estructura de la palabra, es decir adquirir habilidad para unir, separar, decir completa toda palabra que el niño (a) emita. Para ello es vital que fortalezcas cada palabra que el niño emita y en ningún momento la sanciones, hablo de que las correcciones que hagas al niño deberán estar enfocadas a decirles cómo se pronuncian para que ellos intente repetir la palabra de no hacerlo correctamente, no importa, importa la practica por lo que te sugiero que te dotes de una cantidad suficiente de materiales para reforzar aquellas palabras que hayas detectado que presentan problemas para ser pronunciadas por tu hijo (a) y aquí te dejare alguna tarjetas para contribuir contigo.
A NIVEL FONOLÓGICO; Se trata de la articulación adecuada y comprensible del lenguaje en niños y niñas. Y para contribuir con ellos solo acércales los medios necesarios para ejercitar la fonología de tu hijo (a) se requiere de practica exenta de presiones o correcciones para no inhibir el lenguaje. Te dejo materiales que puedes descargar para estimular la fonología en niños y niñas.
A NIVEL PRAGMÁTICO; refiere la práctica, el ejercitamiento cotidiano del lenguaje del niño (a) bajo un plan elaborado con los puntos que te he compartido.

Pronóstico


Trastorno Especifico de Lenguaje


martes, 7 de mayo de 2019

Descargas tensionales en los escolares


Los escolares están ocupados con sus propias actividades y pensamientos. Ejercen un mayor control de su vida. Sus muecas son menos abundantes porque tienen mayor dominio  de sus músculos faciales. Vuelven a comerse la uñas y a meter los dedos en la nariz especialmente cuando les aqueja un catarro o ansiedad. No tartamudean a menos que los presionen para hablar o los estímulos sean demasiado intensos. Tienen inclinación por mover con los dedos sus dientes flojos y a inquietarse.

La escuela


Tienen sentido crítico para juzgar sus capacidades. Pueden describir su método preferido para realizar sus tareas escolares. Saben que pueden resolver mejor un problema si lo escriben primero, pueden hacer mejores combinaciones aritméticas si lo escriben primero que si responden oralmente. Algunos escolares dicen que no pueden recordar lo que leen cuando lo hacen en voz alta. Algunas tareas las cumplen más fácilmente en casa que en la escuela. Quizá se les escuche quejas o murmullos a cualquier tarea escolar pero pronto se desvanecen. Se imponen cierto grado de disciplina. “No tengo buena memoria” es una de las quejas favoritas de los escolares, el recuerdo inmediato no siempre les resulta fácil. Cuando cometen errores quieren saber cómo los cometieron y se deleitan analizando y encontrando donde estuvo el error. La caligrafía es pequeña, con poca presión y prolija en las niñas, los niños escriben con rasgos pesados. La mayoría  de los escolares realizan sus movimientos de los dedos con el antebrazo en tensión.

Emociones en los escolares


Para los escolares la vida es buena, tan buena que ni siquiera tienen que pensar en ella. Pueden mostrarse confundidos cuando se les formulan preguntas sobre su estado emocional, frecuentemente responden que no saben o que no pueden decirlo. A menudo ponen condiciones en sus frases o incluyen toda una gama de posibilidades como; bueno, depende o a veces sí, a veces no. La expresión emocional más universal en los escolares por más raro que parezca es la “ira”. Si se trata de un niño con mayor dominio descarga su cólera con palabras, pudiendo gritar o abandonar ruidosamente la habitación en medio de furiosos insultos y patadas en el piso. Lo cual no les impide mostrar cierto espíritu selectivo con respecto a sus expresiones de ira, el mismo dice; depende de la persona  con quien este enojado, si me enojo con mi hermana le tiro el sacapuntas o una regla. Y si uno de mis padres me castiga y yo creo que es injusto me encierro en mi cuarto y me desahogo, en la escuela hay que aguantarse aunque sea una injusticia al igual que en sus expresiones de ira o de alegría. Los escolares tienen ataques repentinos de cariño por sus padres como los abrazos o los besos.

Sentido ético de los escolares


Los escolares quieren definitivamente ser buenos, aunque también quiere ser el o ella. Se muestran orgullosos de un buen día y les preocupa un día malo. Compadecen a los niños menores que echan todo a perder portándose mal e instruyen a los hermanos menores sobre las desventajas de ser malo. Son buenos durante un cierto lapso y luego imposibles. La idea de bueno y malo comienza a tomar un cariz ligeramente abstracto. Ya no incluye solamente acciones específicas permitidas o prohibidas por los padres, sino que implica el comienzo de una noción generalizada de la bondad y la maldad

miércoles, 1 de mayo de 2019

Comprueba la madurez de tu bebe de 3 y 4 meses

Postura simétrica cabeza en línea media
Él bebe de entre 3 y 4 meses es muy pequeño, limitado en su capacidad de conducta, movimientos motores e impulsos dinámicos. Por ahora lo más relevante a notar en ellos es su postura simétrica, cabeza en línea media, así como dar breves segundos de estimulación sutil y adecuadamente a  su mirada y deditos con miradas y masajes corporales.


Las manos se encuentran en la línea media
Un factor más para ser observado en bebes de esta etapa. La posición simétrica de los brazos permite que las manos se encuentren cerca de la cara o encima del pecho o bien son proyectadas en extensión lateral a nivel de los hombros. Él bebe flexiona y extiende las piernas de 3 a 5 cms. Sonríe cuando se acercan a él o ella. Características que denotan el desarrollo normal de tu bebe y que es importante corroborarlo en ellos y si estas características referidas las estimulas sutil y brevemente contribuyes en el desarrollo de tu bebe. El cómo hacerlo es tan simple como colocar los brazos de tu bebe en posición simétrica de dos a tres veces, elevar  sus manitas al nivel de su carita, bajarlas al nivel del pecho, subir y bajar suavemente, elevar sus piernas de 3 a 5 cms dos o tres veces y sonreírle cada que lo (a) estimulas.
Mira el aro en seguida, mueve los brazos
Mira atentamente un aro colgante en el plano medio y lo sigue de un lado a otro a lo largo de un arco de 182 ⁰. Sin embargo su interés por el rostro de quien mueve el aro puede interferir la persecución ocular del aro. Un ejercicio  que puedes realizar en casa para determinar el grado de interacción social en tu bebe lo cual no significa que entre tres o cuatro meses socialice, significa el grado de interés que presta al rostro de otros, como también confirma la capacidad ocular de tu bebe. Y si deseas estimular este aspecto en tu bebe solo coloca un aro, un juguete o cualquier objeto suspendido por un hilo para mostrar a tu bebe por breves segundos.
Sostiene y lleva el aro a la boca
Cuando el aro está suspendido sobre el pecho los brazos entran en actividad. Si se coloca el aro en su mano, lo acepta, observa como lo sostiene, lo lleva a la boca, le acerca la mano libre actividad para ser observada en tu bebe lo cual denota su grado de madurez. Un ejercicio que puedes ampliar para estimular a tu bebe con otro tipo de materiales como un juguete, llaves, sonaja, mascada, etc.

Mira el sonajero que sostiene con la mano
Al igual que reacciona él bebe con un aro lo mismo sucede con un sonajero solo que este tiende a caérsele lo cual es normal debido al peso, sonido y grado de prensión de sus manitas. Si te percatas de que tu bebe realiza dicha consigna con un sonaja te revelara su desarrollo normal y si deseas ampliar la estimulación solo acércale sonajas, una a la vez, con distintos tipos de agarre, es decir; sonajas con el mango delgado, grueso, largo, corto y distintos sonidos (semanalmente). Además de sentir distintos volúmenes ante el agarre de un objeto, escucha distintos sonidos lo cual propicia una amplia estimulación.
Cabeza firmemente sostenida dirigida hacia adelante; curvatura lumbar
Característica fundamental en él bebe de esta etapa lo cual dicta un adecuado desarrollo motor y control postural en tu bebé. Un logro del bebé para ser estimulado por lo menos dos veces por semana.
Baja la mirada hacia le mesa y las manos
La cabeza pende hacia atrás levemente y el niño vocaliza o sonríe con placer al ser sentado. Al sentar al bebé a una mesa de inmediato baja la mirada a la mesa y a sus manos situación para ser observada y estimulada de vez en cuando pues con esta simple acción contribuyes con la madurez de tu bebe. El solo hecho de sentarlo a la mesa ya es un estímulo para controlar su cuerpo, mirar desde otra perspectiva sus manos y sentir el material de la mesa que toca.

La mirada va de la mano al cubo, mueve los brazos
Sentado en una silla con apoyo, su interés predominante es con el adulto que lo sienta, toca la superficie de la mesa y mira sus manos. Cuando se le presenta un cubo sigue con la mirada la mano en retirada de quien puso el cubo y descubre el cubo a ratos. Un ejercicio más para ser aplicado a tu bebe lo cual favorece su madurez.
Observa la bolita
Cuando le pones una bolita sobre la mesa él bebe nuevamente observa como retiras tu mano, mira sus propias manos y finalmente concede a la bolita miradas intermitentes y demoradas. Una prueba que determina el desarrollo de tu bebé, si cumple con los requisitos planteados. Solo se trata de colocar la bolita, dar unos segundos a tu bebe para que la descubra y retirarla.
La mirada va de la mano a la taza, mueve brazos
Si colocas una taza sobre la mesa él bebé presta atención inmediata y prolongada a la taza, los brazos entran en actividad y toca la taza. La mirada va de la mano a la taza. Al observar esta conducta en tu bebé corroboras su madurez.
Sostiene la cabeza en zona lll,  piernas extendidas
Cuando se le coloca sobre una mesa o cama, boca abajo, mantiene la cabeza en posición media levantándola sostenidamente, las piernas están extendidas o semi-extendidas. Se apoya sobre los antebrazos y a causa de que un brazo esta flexionado, el otro está extendido y la cabeza en posición alta, el equilibrio en esta posición prona le resulta inestable y tiende a rodar. Si realizas esta prueba con tu bebe compruebas si se encuentra en el rango de madurez adecuado.
Tendencia a rodar
Ante esta postura emite murmullos, ríe y juega con sus manos juntándose y tocándose los dedos, tiende a rodar cuando pierde el equilibrio. Observar esta conducta en tu bebé te habla de su madurez adecuada.

Te he compartido 12 pruebas para confirmar la madurez de tu bebé, así como algunas alternativas para estimularlo (a). Es importante aclarar que para realizar la prueba de madurez deberás empezar por la prueba 1 con intervalos de 2 a 3 días para realizar la siguiente prueba. De realizar secuencialmente los 12 ejercicios solo alteraras a tu bebe, los resultados no serán confiables y terminaras alterando el resultado. Por cada ejercicio logrado por tu bebe suma un punto, y si al finalizar la prueba tu bebe obtuvo de 10 a 12 puntos pues es un indicador de que se encuentra en su rango normal de madurez. Si el bebe obtiene un puntaje por abajo de diez puntos es indicativo de falta de madurez por lo que sugiero consultar con un profesional.

martes, 30 de abril de 2019

Niños y Niñas son inteligentes

La inteligencia no es algo adquirido, es inherente, es de naci­miento, es intrínseca a la vida misma. La vida no pue­de existir sin inteligencia; estar vivo y ser inteligente son sinónimos. No permitimos a los niños que sigan siendo inteligentes porque les coartamos su libertad, sus capacidades y hasta limitamos sus deseos. Lo pri­mero es que, si son inteligentes, serán vulnerables, delicados, abiertos. Si son inteligentes serán capaces de ver las muchas false­dades que les rodea. La inteligencia es algo muy suave, como una rosa, tiene su propia fuerza una fuerza sutil. Observa a los niños pequeños y verás su inteligencia. Si les haces pre­guntas que dependen de la información, no te parecerán inteli­gentes pero hazles preguntas reales que no tengan nada que ver con la información, que necesiten una respuesta inmediata y ve­rás que son más inteligentes que tú. Por supuesto que tu ego no te per­mitirá aceptarlo pero si consigues aceptar la respuesta te ayudará muchísi­mo. Te ayudará a ti y ayudará a los niños, porque si eres capaz de ver su inteligencia serás inteligente al criarlos.

Regalo


Si deseas dar de corazón un regalo sincero a niños y niñas, jamás sofoques su capacidad de jugar.

Alegria


La alegría, es un don otorgado a la humanidad; niños y niñas poseen la dicha de conservarla.

martes, 23 de abril de 2019

Rasgos Evolutivos de los Maternales

Tres es una edad nodal. Marca una especie de culminación en el proceso del desarrollo infantil. Esta más seguro de sí mismo (a). Durante algún tiempo estará bien adaptado (a) a su cultura en cuyo seno se hallaba flotante cuando tenía 18 meses. Los choques de la primera etapa y la confusión de los dos años han sido superados por un bien definido sentido del “yo”, de apreciación de los otros y la comprensión de las exigencias familiares y sociales. Tanto desde el punto de vista del vigor motor como de la aclimatación a las necesidades del ambiente acepta la escuela y las excursiones fuera de casa e incluso las visitas al médico. Lava y seca sus manos, come por sí mismo (a) con la cuchara, derramando muy poco contenido. Duerme toda la noche sin mojar la cama, se ocupa de satisfacer sus necesidades excretorias, muestra interés por las rutinas domésticas. Tal interés se extiende a los acontecimientos o al ambiente fuera de su casa. Es un buen compañero (a) y le gusta agradar. Presta atención a las palabras y la usa como instrumento para construir frases. Su lenguaje ciertamente está limitado a situaciones concretas. En el terreno verbal no se ocupa de las generalizaciones mucho menos las abstracciones. 

Intereses de los Preescolares


Los preescolares tienen mayor conciencia del mundo que les rodea y de la presencia de Dios y quizá teman que el vea todo lo que hacen. Un preescolar concibe que cada que vez que se cae Dios lo empuja. Otros pueden adoptar una actitud más bien crítica respecto a Dios y de su obra pues sienten que “Dios cometió un error cuando creó el mosquito”. Ante la muerte adoptan una actitud relativamente positiva, parecen reconocer vagamente el carácter último de la muerte y quizá hablen de ella como el fin. La persona muerta es para él o ella una persona que carece de atributos vivientes. No puede caminar, no puede ver, no puede oír. Le interesa la postura del soldado que cae muerto;  “cayo de frente o de espaldas” y si se les dice que los muertos van al cielo, preguntan porque no se cae. El principal interés de los preescolares se concentra en lo que está aquí, los preescolares son definitivamente focales; están interesados en el espacio que ocupan en forma inmediata, tienen escasa percepción de las relaciones geográficas, sin embargo reconocen algunas señales. Pueden cruzar las calles del barrio donde viven y les gusta cumplir encargos de la tienda más próxima. Los preescolares siempre están listos y ansiosos por conocer realidades, pero no se hayan dispuestos para la doble tarea de discernimiento que le simpone lo excesivamente lógico.

Los Cambios que viven los Escolares


Los cambios en los escolares en especial ante situaciones desajustantes o bruscas tienden a desestabilizarlos emocionalmente. Es tal el desajuste que viven que tienden a manifestar conductas que antes no habías percibido en ellos como la agresividad, el morderse la uñas, negarse para hacer tareas hogareñas o escolares, su ánimo decae, el apetito se ve afectado conductas que son el resultado del cambio que están viviendo y deberá pasar un tiempo para que vuelvan a retomar su ritmo. Los cambios que llegan a vivir niños y niñas van desde un cambio de escuela, la pérdida de un ser querido, el divorcio de los padres… Ante estos casos u otros lo importante es darles su espacio para recuperarse, tiempo para retornar a su ritmo natural de vida y acercarle medios que los ayuden a superar el cambio que están viviendo.
Ante un cambio de escuela darles su espacio a un niño (a) es permitirle que asimile sus nuevas experiencias porque darles alternativas como; -vas hacer amigos pronto, no te preocupes- -busca con quien llevarte- haz creado expectativas que ni tu sabes si se cumpliran y contrario ayudarles los desestabilizas más, es mejor darles su espacio para que asimilen la situación brindándoles tu compañía para reponerse.
Ante la pérdida de un ser querido, en especial a esta edad, lo importante es hablarles con la verdad, hablarles acerca de la muerte, porque si la muerte desde ahora no es conocida y aceptada por ellos para cuando sean adultos le tendrá terror a algo tan natural por lo que hemos de pasar algún día quienes aún estamos con vida y no es restarle importancia a la pérdida de un ser querido, es darle al niño la verdad para aprender aceptarla, con el tiempo superara la pérdida de un ser querido.
Ante el divorcio de los padres lo ideal es fincar en los niños la seguridad de que aun estando separados sus padres seguirán siendo sus padres de por vida. Requerirán de tiempo para adaptarse a los cambios de la nueva relación de padres separados, sentir las nuevas condiciones de vida, adaptarse a nuevas estilos de personas. Se trata de introducirlos adecuadamente a nueva relación de padres ahora divorciados. Hablo de una relación exenta de prejuicios, venganzas, cizañas o amenazas empleando a los niños para conseguir  fines personales, dañaría severamente al niño o la niña porque pasan a ser hijos a ser objetos y eso si que es tremendamente inhumano.

lunes, 15 de abril de 2019

Trastornos de lenguaje


Los problemas de lenguaje están presentes en una abrumadora mayoría de niños y niñas sea porque sufren retardo o no han alcanzado la madurez suficiente durante su desarrollo, una amplia gama de situaciones se presentan y van desde la ausencia total de repertorios verbales en los trastornos profundos hasta las dificultades de vocabulario y gramaticales pasando por la dislalia, la tartamudez, las dificultades de articulación, etc. lo cual llega afectar considerablemente a niños y niñas. Existen métodos de rehabilitación para estos casos cada uno de los cuales se deriva de una teoría de lenguaje dentro de ellas tenemos el “análisis conductual aplicado” teoría de la cual retomare sus principales factores para darte algunos ejemplos del cómo contribuir con el lenguaje de tu hijo (a) en casa. De acuerdo con los planteamientos teóricos del análisis conductual aplicado se considera que toda dificultad verbal se debe tratar y resolver abordándola directamente de acuerdo a sus causas e interferencias que obstruyen el lenguaje. Es decir antes de dar directrices a niños y niñas, con algún trastorno de lenguaje, para que hablen correctamente es requisito observar su lenguaje, es necesario observar sus actos verbales antes de corregirlos, es decir busca las causas, el origen, que lo propicia o inhibe situación que te llevará a detectar la variable que está obstruyendo el lenguaje de tu hijo (a). El lenguaje no es una entidad abstracta, es una forma de comportamiento y como tal debe analizarse porque no sabes si eres tú el (la) causante del trastorno del habla de tu pequeño o es un trastorno profundo por ello la importancia de la observación, del cómo habla el niño (a) y el cómo le hablas tú. No es una situación de si es o no es un niño (a) inteligente, es una situación de madurez, desarrollo y estímulos que les rodea por lo que sugiero tener presente los siguientes factores, que si bien resultan un tanto complejos, son variables que influyen en el desarrollo del habla de niños y niñas.
MANDOS: Toda respuesta verbal que te da tu hijo (a) está seguida por consecuencias o un reforzador. Es decir el niño responde a lo que le pides lo cual te permite detectar como es el habla del niño (a) durante una interacción cotidiana; es clara, rápida, forzada, no responde, sabes que le causas cuando le pides algo. Hecha tu indagación tendrás la respuesta para saber qué hacer.
ECOICAS: Son respuestas que tienen una topografía igual a la del estímulo, es decir  si el niño dice “papa” al oír al adulto decir “papa” se trata de una ecoica. La ecoica es una respuesta de imitación vocal y es la respuesta más simple pero necesaria para establecer cualquier otro repertorio verbal. Tú eres el factor ecoico de la fluidez, claridad, acento y ritmo del lenguaje de tu pequeño ellos imitan tu lenguaje por ello la importancia del cómo les hables, por ello la relevancia de emplear palabras sin distorsionar para no confundirlos durante el trayecto del aprendizaje verbal.
INTRAVERBALES: No existe correspondencia formal entre estímulos y respuestas, en muchos de los casos es el adulto quien responde en lugar del niño cuando a este (a) le hacen una pregunta, lo cual viene a denotar una falta de adaptación social por lo que el tratamiento pasa a ser de otra naturaleza mas no verbal. Queda claro que son niños tímidos, el problema del habla es a falta de contacto social por lo que habrá que abrir canales de comunicación con otros.
TEXTUAL: Son respuestas que se dan en una modalidad diferente, existe un estímulo que controla el lenguaje, se trata de valorar las respuestas de niños y niñas cuando están frente a un estímulo como una tarjeta, una imagen, un cuento, pictogramas, jeroglíficos, caracteres o letras recursos ampliamente empleados para propiciar respuestas en niños y niñas lo cual incide en el desarrollo de su lenguaje.
TACTOS; Los estímulos no verbales que controlan la conducta  verbal constituye la totalidad del mundo físico que rodea al niño. Las respuestas verbales que son  controladas por la presencia de objetos o acontecimientos del medio reciben el nombre de tactos. Es decir en la medida que niños y niñas estén rodeados de estímulos físicos para ser nombrados, narrados o descritos contribuyes con ellos para generalizar su entorno, amplias su capacidad de discriminación y observación y pone a prueba su lenguaje. Un solo intento por rodearlos de objetos que les invite a hablar, discernir o catalogar lo que miran a su alrededor  les abre cantidad de posibilidades para hablar.
Te he compartido cinco alternativas para incidir en el lenguaje de niños y niñas desde casa de ti depende el querer hacerlo para llevar sutilmente a niños y niñas por el camino del saber comunicarse contigo.

martes, 9 de abril de 2019

Fases del sueño


La media del sueño durante la primera semana del bebe es de diecinueve horas, que posteriormente disminuye y al cumplir el año oscilara alrededor de trece horas. El ritmo del sueño infantil es polifásico (siestas de veinte minutos cada cuatro horas) durante las primeras semanas se produce en cortas fases de una a dos horas repartidas casi por igual entre el día y la noche. Progresivamente van alargándose las fases del sueño hasta ser fases de mayor amplitud.  A partir de la segunda semana él bebe duerme dos o tres horas seguidas; a las cuatro semanas cinco o seis horas seguidas; a los seis meses de siete a ocho horas y al año diez horas. Conforme se va ampliando el tiempo del sueño se va desequilibrando la balanza entre día y noche, con una gran diferencia desde los primeros meses del sueño nocturno frente al diurno, la profundidad del sueño es variable. Durante los primeros meses el adormecimiento va muy unido a la sensación de hartura y el despertar a la sensación de hambre. Pero llega el momento en que no se produce el despertar por una necesidad poco a poco cambia por un despertar selector.

El sueño entre tres meses y un año


Entre los tres meses y un año el sueño es más profundo que durante el primer trimestre, el niño está más activo mientras está despierto; el dormirse después de comer es menos frecuente y a veces es más difícil por la noche; el despertar depende menos del  hambre y mientras permanece despierto su movilidad es constante, busca satisfacciones afectivas y explora constantemente el entorno que le rodea.

El sueño de dos



En el segundo año el niño manifestara una repugnancia por el sueño y se despertara durante la noche; podrá tornarse exigente con su madre y soportar con dificultad la separación que supone el sueño, despertando y llorando en espera del retorno de la madre. En este periodo aparecen las primeras muestras de ansiedad y pueden producirse alteraciones al dormirse. En el segundo año es cuando aparecen los ritos de la hora de dormir; arrullarlos, leerles, calmarlos, cantarles, ponerles música suave, cobijarlos. Las alteraciones del sueño que se presentan durante el segundo año dependen del desarrollo del niño y especialmente de su capacidad de percepción, de la relación con el entorno que le rodea y de su capacidad de dominar la ansiedad.

El sueño entre tres y cinco


Entre los tres y los cinco años el sueño esta mejor organizado en general pero todavía es frecuente que a niños y niñas les cueste dormirse rápidamente como lo pide mamá o papá. Aunque el sueño esta mejor organizado aun se despiertan por la noche, sus sueños les resultan inexplicables y hasta difíciles de explicar lo cual les provoca ansiedad. Hacia los cuatro años poco a poco se niegan hacer la siesta lo cual es muy normal en ellos.

El sueño entre cinco y siete


Entre los cinco y los siete años los niños empiezan a contar sus sueños, a esta edad suelen tener pesadillas, se levantan sobresaltados, sus terrores nocturnos llegan agravarse pero con una buena dosis de cobijo emocional se calman rápidamente.

El sueño de siete



A partir de los siete años el sueño depende cada vez más del entorno que rodea a niños y niñas. De ahí que si el niño vive sobresaltos emocionales, situaciones inexplicables y hasta difíciles de comprender lo rememoraran durante sus sueños surgiendo los terrores nocturnos o las pesadillas.