miércoles, 24 de mayo de 2017

Encopresis en los niños

La encopresis es un problema de la regulación en la evacuación normalmente diurna e influye en la defecación involuntaria, no hay que atribuirla a una enfermedad física.
La situación del encoprético puede alterar la interrelacion con los padres y consecuentemente sentirse menos valorado o incluso despreciado, también puede temer que sus compañeros de clase le desprecien al enterarse de su situación lo cual aumenta su angustia. Como puede ser que el niño no pueda rendir en clase  como se espera de él o ella.
Etiología
Se deben tener presente dos tipos de causas de la encopresis en el niño de tipo físico y de tipo psicológico. Entre el primer grupo destacan la presencia de parásitos, dietas poco equilibradas e inmadurez de tipo neurológico como el retraso mental. Igualmente el factor herencia puede incluirse dentro de este grupo.
Entre las causas de tipo psicológico esta la actividad permisiva, es decir al no existir un entrenamiento los niños no aprenden a controlar.
Tratamiento
Los niños con encopresis necesitan de un entrenamiento más que una psicoterapia propiamente dicha. Las técnicas de entrenamiento son muy útiles en los casos de enconpresis continua. Es interesante la utilización de refuerzos positivos unidos al acto de defecar y sobre todo reforzar gradualmente las sucesivas aproximaciones a la defecación por ejemplo; los gestos que se hacen para evacuar, quedarse en la nica un momento para intentar defecar, lograr que defeque únicamente en la nica.
Si la encopresis se debe a un conflicto emocional tal y como ocurre en muchos casos además se debe utilizar las técnicas anteriormente descritas junto con la intervención psicoterapéutica con los padres del niño.