miércoles, 10 de enero de 2018

Frustración en los niños

Hacer amigos para un preescolar no es tan sencillo, de hecho los adultos damos por hecho que el jugar entre niños sean hermanos, hermanas, vecinos o compañeros de la escuela ya es tener amiguitos pero no es así. Lo real es que un niño o una niña cuando enfrentan sus primeros desacuerdos con sus iguales inician sentir sus primeros fracasos afectivos. Y sucede porque es una etapa donde el niño atraviesa por el juego simbólico, es decir juego con otros, pero no para otros, aún desconoce el significado de compartir, esperar su turno, tomar en cuenta a otros niños situaciones que pueden desencadenar en niños y niñas rupturas de relación en el momento del juego y sucede porque aún no poseen la madurez suficiente para comprender la profundidad del saberse relacionar, prestar, dar, dejar, permitir creando rupturas amistosas, llegan a pensar que nadie los quiere e incluso que no tienen amigos. Ante este tipo de situaciones mama o papa intentan calmarlos lo cual no siempre da resultados porque el niño está enfrentando sus primeras frustraciones y justo la frustración es la que se debe tratar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme tus comentarios