miércoles, 6 de septiembre de 2017

Trabalenguas y adivinanzas


Trabalenguas
Los trabalenguas son una frase o un verso difícil de pronunciar y al practicar alguno de ellos con niños y niñas desarrolla su agilidad lingüística.

Compro coco
pero como poco coco como
poco coco compro.

Cuando cuentes cuentos
cuenta cuantos cuentos cuentas
porque cuando cuentas cuentos
nunca sabes cuantos cuentos cuentas.

El puente de Parangaricutirimicuaro
lo quieren parangaricutirimizar
el que lo parangaricutimice
sera un buen parangaricutirimizador.

Ese dicho que te han dicho
que dicen que yo he dicho
ese dicho no lo he dicho
porque si lo hubiera dicho
estuviera muy bien dicho
por haberlo dicho yo.

El cielo está enladrillado,
¿quién lo desenladrillará?
El desenladrillador que lo desenladrille
buen desenladrillador será.

Compró Paco pocas copas y,
como pocas copas compró,
pocas copas Paco pagó.

Adivinanzas
Agua pasa por mi casa
cate de mi corazón.
(el aguacate)

Verde fui
negro soy
y rojo seré.
(el carbón)

Jito paso por aquí
mate me dio la razón.
(jitomate)

Adivina, adivinanza
¿que tiene el rey en la panza?
(el ombligo)

Una señora muy aseñorada
cargada de parches
y sin una puntada.
(la gallina)

Adivina, adivinanza
¿Qué se pela por la panza?
(la naranja)

Verde como el campo, 
pero campo no es. 
Habla como el hombre, 
pero hombre no es.
(el loro)

Ven al campo por las noches 
si me quieres conocer, 
soy señor de grandes ojos 
cara seria y gran saber.
(el búho)

Tengo tinta y tengo plumas 
y brazos tengo de más 
pero no puedo escribir, 
porque no aprendí jamás.
(el calamar)

Cinco hermanos muy unidos
que no se pueden mirar,
cuando riñen aunque quieras
no los puedes separar.
(los dedos)

Si me nombras desaparezco, ¿quién soy?
(el silencio)

Iba una vaca de lado, luego resultó pescado.
(Bacalao)

Tengo nombre de mujer,
crezco en el fondo del mar,
en la arena de la playa
tú me podrás encontrar.
(concha)

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.
(arena)

Dos hermanas diligentes
que caminan al compás,
con el pico por delante y los ojos por detrás.
(las tijeras)