jueves, 31 de mayo de 2012

distancias familiares

Papa en su refugio viendo el periódico, leyendo un libro, en su computador o quizá escuchando música. Mama preparando lo urgente del día, atendiendo a los niños, tal vez mirando a papa como controla las conductas de los niños, o preparando la cena. Estos son solo recuerdos que mi mente evoca, que ha vivido, mirado y compartido con familias. Cada quien tiene puesta la atención en lo suyo, no obstante cuando hablan de algo muy importante. Al compartirte este tipo de escenas quiero llevarte a visualizar  el papel que juegan las distancias que emergen entre los miembros de la familia cuando de comunicarse se trata.
La comunicación es la esencia de una sana relación sea de pareja, sea con los hijos, sea entre hermanos….cuando deseas contactar con otro invariablemente requieres comunicarte. De ahí que las distancias entre ustedes jueguen un papel tan vital para comunicarse.
Hablemos de distancias en la familia. Que tan consiente eres de tu postura, de tu tono de voz o de tu actitud cuando vas a comunicarte con alguien de tu familia….y lo más valioso; a que distancias te comunicas. Hablas desde el baño, para que te escuchen, o lo haces desde la cocina intentando que tu voz alcance a todos los que habitan la casa. O quizá te encuentras regando el pasto y desde esa distancia das instrucciones a la familia….solo estoy dando algunas consideraciones para que autodescubras las distancias que empleas al comunicarte. Tú posees la respuesta respecto a las distancias que empleas para comunicarte con tu familia. Y permíteme decirte que a mayores distancias mayor riesgo de conflictuar la relación. Pues tu comunicación tendera a distorsionarse, no será clara y precisa, con ello abrirás paso a las relaciones tensas, inconscientes, subjetivas y hasta problemáticas. Ahora miremos las distancias actitudinales; cuando hablas con tu pareja lo haces mirándolo a los ojos o lo evades, cuando te comunicas con tus hijos bajas a su altura  para comunicarte o lo haces desde tu altura para hacerte entender, cuando pides ayuda a alguno de ellos lo haces directamente y sin rodeos o pones una gran distancia entre ustedes para no escuchar los reclamos. Y si alguien fracturo alguna norma de casa la abordas directamente con el responsable cerrando las brechas que pudiesen alterar la relación. Son solo algunas conductas que la vida me ha permitido observar bajo diferentes entornos familiares.
Así suelen ser las distancias para comunicarse en familia, tal vez sean visibles o quizás ocultas. Una distancia para comunicarte no necesariamente requiere estar encima del otro para hacerte entender. Una distancia saludable requiere de un querer hablar, de querer estar dispuesto, requiere una  buena dosis de actitud para decirle al otro lo que piensas. Una distancia para comunicarte está exenta de medidas….surge del acercamiento natural y solo basta el estar dispuesto para encontrarse en la unidad FAMILIAR, esa es una comunicación que rompe cualquier barrera, cualquier alejamiento y hasta cualquier distancia, así te encuentres del otro lado del mundo. Cuando el amor fluye mediante una comunicación saludable, las distancias pierden su esencia.
Aunque tu distancia y mi distancia sean inmensas…detenerte a leerme llevo tu mirada a contactar con mi corazón y solo eso basto para acercarnos…gracias y estoy a tus ordenes…soy consuelo y te saludo.