miércoles, 14 de marzo de 2012

unos segundos para ti


Muy suavemente...con tus ojos cerrados
Empieza a mover distintas partes de tu cuerpo....
Muévelas con mucha tranquilidad.
Nuevamente entra en contacto con tu cuerpo.
Descubre cómo se sienten dentro de ti las palabras: “me amo…me valoro”
No olvides que estás hablando de TI, de tu propia esencia.
Mientras más amor te das, más fuerza, más ánimos tendrás
Ahora concédete el  permiso para abandonarte por unos segundos              
en aquella inocencia que un día te habito………….
Muy lentamente ve abriendo los ojos y mira               
la estela de luz que has regalado a tu cuerpo por unos segundos.


ahora continua tu labor de MADRE  -   PADRE