lunes, 12 de marzo de 2012

erigiendo una familia

La mayoría de los padres quieren que sus hijos tengan cuando menos una vida igual o mejor que la que ellos tuvieron y esperan ser el medio para que esto suceda. Lo cual los hace sentirse útiles y optimistas. Bien.... se que esto significa un tremendo desengaño, cuando se percatan que no resulto, en especial cuando les ha costado un tremendo esfuerzo.
Quiza me equivoque al decir que basaron su modelo de formación en la de sus padres. Y de ser así....me estare retractando. Solo expresare mi sentir  como una madre.
Si te gusto la manera en que tu padre o tu madre te criaron y te pareció buena la forma en que ambos te trataban tendras a tu alcance modelos aceptables para formar a tus hijos. Por el contrario si no te gusto lo que sucedía al ir creciendo probablemente quieras cambiar lo que vayas hacer en el seno de tu familia.
En cierta forma te vas a encontrar en una especie de tierra de nadie, en el sentido de no tener modelos que imitar. Tendrás que inventar uno nuevo…y ese será el reto de un padre creativo, una madre original o un adulto que erige su familia inspirado por el amor y la solidaridad....un adulto que al caerse sabe como levantarse compartiendo con los hijos los golpes que pueden esperar de la vida. 
Esto es para mi crear tu propio proyecto de vida familiar. Donde los únicos participantes son los que duermen diariamente bajo un mismo techo y se levanta dando gracias a Dios por un nuevo día. Ahí tienes al ser que estará esperando para erigir una familia.