miércoles, 3 de mayo de 2017

Los niños necesitan madurez para aprender

Los niños necesitan madurez para aprender, no hablo de madurez cronológica en años, hablo madurez cerebral la cual sucede a la par que la cronológica. Las funciones nerviosas llegan a presentarse a distintos niveles, es decir puede ser que el niño  tenga cinco años, hablando cronológicamente pero a nivel madurativo el niño tiene tres años lo cual representa un desfase significativo en términos de desarrollo infantil.
Para hablar de madurez es necesario comprender que es conducta pues solo a través de ella podemos observar y detectar la madurez infantil. 
Conducta es todo movimiento que resulta del niño con su medio y  tiene tres funciones fundamentales;
1.- La primera se llama mielinización la cual consiste en la formación de vainas de mielina en el axón de la célula nerviosa. Esta mielinización se inicia desde la etapa intrauterina y concluye a los doce años. Gracias a esta función el niño es capaz de realizar sus primeros reflejos de succión, llanto, deglución etc. Durante los dos primeros años el niño alcanza un nivel de funcionalidad importante por lo que se recomienda durante esta etapa una alimentación rica en proteínas y grasas para cubrir la demanda de la mielinización cerebral. Investigaciones han demostrado que la desnutrición en los niños puede ser un factor de subdesarrollo a nivel motor y de lenguaje.
2.- La neurotransmisión es la comunicación interneuronal o llamada sinapsis encargada de comunicar mediante la influencia de sustancias químicas la transmisión o inhibición de los impulsos nerviosos.
3.- La plasticidad neuronal es el elemento indispensable para la adaptación ambiental del niño según la estimulación que recibe. La modificación plástica del tejido nervioso es la base neurofisiológica en que se basa la estimulación temprana y la rehabilitación física.
Si teóricamente conocemos un referente del cómo se da el desarrollo cerebral en niños y niñas ahora lo importante será traducirlo a la vida diaria para contribuir con ellos.
Sabiendo que la mielinización entre los 0 a 12 años está sucediendo en los niños la prioridad será cuidar su alimentación, hablo de vigilar que el niño goce de una alimentación balanceada exenta de carbohidratos de esta manera estarás asegurando un proceso a nivel cerebral saludable. Deduzco que no se necesita ser una experto en alimentación para cuidar que el niño no consuma golosinas o comidas con poco valor nutritivo como padres sabemos que es lo que daña nuestro organismo solo tenemos que darnos a la tarea de dar al niño aquello que lo nutra.
Respecto a la neurotransmisión o llamada sinapsis solo nos requerirá de la capacidad de observación, hablo de ser intuitivos al observar cómo reacciona el niño en la vida diaria, como responde, como es su conducta, como se comunica como se va adaptando a la vida diaria solo requieres de tu capacidad para corroborar las reacciones normales del niño durante su desarrollo. Y finalmente para contribuir con la plasticidad neuronal del niño a partir de que nace es vital la estimulación requisito indispensable para asegurar su desarrollo, en la medida que el niño tenga estímulos su capacidad de adaptación será mayor.