martes, 3 de diciembre de 2013

Mecer al bebe

Mecer al bebe en una hamaca es un excelente recurso para generar en todo su cuerpo apacibilidad, arrullo y sobre todo diferentes perspectivas del lugar donde lo meces ante el ir y venir de su frágil cuerpecito. Y si no cuentas con una hamaca, puedes sustituirlo por una sabana grande tomada entre dos personas para simular la hamaca y mecer al bebe, lo esencial reside en brindar al niño nuevas sensaciones.