lunes, 11 de junio de 2012

jugar con arena


Jugar con la arena estimula la mente y el cuerpo del niño. Y te diré porque. Antes busca un lugar donde el niño pueda jugar con arena libremente. Y si llevan con ustedes trozos de palitos, bloques o recipientes de plástico será enriquecedora la actividad.  En síntesis es como ir a la playa a realizar castillos de arena. Solo que esta vez redireccionaremos la intención hacia el pensamiento y las manitas del niño.
Invita al niño a escribir su nombre sobre la arena, para ello primero hazlo tu y después permite que el copie su nombre, pueden hacerlo con sus dedos o con el palito que ha llevado para escribir sobre la arena o incluso usando los pies…siii por supuesto que usando los pies, será todo un reto para el niño escribir con un pie o con el palito, pues es cuestión de habilidad, concentración e imaginación para escribir sobre la arena.
Y para continuar con el juego invítalo a llenar recipientes con arena y hagan una larga fila de montoncitos de arena, esta simpleza llevara al niño a contar y a jugar libre y espontáneamente, y que te parece si llenan y vacían recipientes con arena a diferentes niveles con ello establecerán cálculos. Sera una grandiosa oportunidad para el pensamiento del niño pues  lo estarás llevando a experimentar  infinidad de aprendizajes.
Ahora llego el momento de dejarlo solo, así que...retírate y permite que  se concentre en su intimidad dando rienda suelta a su imaginación….Bueno pues aquí tienes él porque es un estimulo para la mente y el cuerpo: realizo cálculos, conto, analizo, conoció letras, experimento con su cuerpo y por su fuera poco gozo de la compañía de papa o mama…enhorabuena